Qué es la garantía hipotecaria

 

garantía_hipotecaria-

 

 

Ahora que ya sabes a qué hacemos referencia cuando hablamos del objeto de la nueva ley hipotecaria 2020 descrito en su Artículo 1 toca pasar al Artículo 2. Ámbito de aplicación de la Ley 5/2019, de 15 de marzo, reguladora de los contratos de crédito inmobiliario, en él, entre otros temas, podremos ver exactamente qué es la garantía hipotecaria.

Qué es el ámbito de aplicación de una ley

El ámbito de aplicación de una ley hace referencia a la delimitación de validez de las leyes, nos dice cuando, donde y sobre quien se aplicarán dichas leyes. Así pues, veamos detalladamente cuál es el ámbito de aplicación de la ley reguladora de los contratos de crédito inmobiliario y qué nos dice sobre la garantía hipotecaria.

A quién se aplica la ley hipotecaria

La aplicación de la nueva ley hipotecaria puede ser confusa, pero como bien sabéis en Bourgeois Fincas queremos ayudaros a que vuestro día a día sea más fácil, así que veamos de forma sencilla a quién se aplica esta ley:

 

Esta Ley será de aplicación a los contratos de préstamo concedidos por personas físicas o jurídicas que realicen dicha actividad de manera profesional, cuando el prestatario, el fiador o garante sea una persona física.

Además, es importante tener en cuenta cuándo se puede aplicar, es decir si por ejemplo si aplica a la concesión de préstamos corrientes o a los préstamos con garantía hipotecaria entre particulares, el artículo 2 nos dice lo siguiente:

a) La concesión de préstamos con garantía hipotecaria u otro derecho real de garantía sobre un inmueble de uso residencial. A estos efectos, también se entenderán como inmuebles para uso residencial aquellos elementos tales como trasteros, garajes, y cualesquiera otros que sin constituir vivienda como tal cumplen una función doméstica.

b) La concesión de préstamos cuya finalidad sea adquirir o conservar derechos de propiedad sobre terrenos o inmuebles construidos o por construir, siempre que el prestatario, el fiador o garante sea un consumidor.

Cuando no se aplica la nueva ley hipotecaria

En lo referente a la NO aplicación de la nueva ley hipotecaria podemos ver que, por ejemplo, no se aplica en créditos personales o bien, cuando un empresario presta el dinero a sus trabajadores, concretamente el artículo dice así:

Esta Ley no será de aplicación a los contratos de préstamo:

a) concedidos por un empleador a sus empleados, a título accesorio y sin intereses o cuya Tasa Anual Equivalente sea inferior a la del mercado, y que no se ofrezcan al público en general,

b) concedidos sin intereses y sin ningún otro tipo de gastos, excepto los destinados a cubrir los costes directamente relacionados con la garantía del préstamo,

c) concedidos en forma de facilidad de descubierto y que tengan que reembolsarse en el plazo de un mes,

d) resultado de un acuerdo alcanzado ante un órgano jurisdiccional, arbitral, o en un procedimiento de conciliación o mediación,

e) relativos al pago aplazado, sin gastos, de una deuda existente, siempre que no se trate de contratos de préstamo garantizados por una hipoteca sobre bienes inmuebles de uso residencial, o

f) hipoteca inversa en que el prestamista:

(i) desembolsa un importe a tanto alzado o hace pagos periódicos u otras formas de desembolso crediticio a cambio de un importe derivado de la venta futura de un bien inmueble de uso residencial o de un derecho relativo a un bien inmueble de uso residencial, y

(ii) no persigue el reembolso del préstamo hasta que no se produzcan uno o varios de los acontecimientos previstos en la disposición adicional primera de la Ley 41/2007, de 7 de diciembre, salvo incumplimiento del prestatario de sus obligaciones contractuales que permita al prestamista la rescisión del contrato de préstamo.Pero…qué es la garantía hipotecaria

 

La garantía hipotecaría o dación en pago es el derecho que se le concede al prestamista para que en caso de que la deuda o hipoteca no pueda ser asumida por el hipotecado, el hipotecado salve esa deuda mediante la entrega de la vivienda hipotecada.

Dicho de otro modo, si no puedes pagarla hipoteca quién te haya prestado el dinero puede quedarse con la vivienda a cambio de saldar la deuda.

[/fusion_text]