Resultados de la búsqueda

El Artículo 19 de la LPH: Acceso a la Información y Cumplimiento de Acuerdos

El Artículo 19 de la LPH: Acceso a la Información y Cumplimiento de Acuerdos

Dentro del marco regulatorio de las comunidades de propietarios, la Ley de Propiedad Horizontal (LPH) establece en sus artículos directrices claras sobre cómo se deben gestionar y comunicar los acuerdos comunitarios. Si bien ya hemos explorado aspectos cruciales en artículos anteriores como el 17 y el 18 sobre la toma de decisiones y su impugnación, el artículo 19 se centra en la transparencia y el acceso a la información de tales decisiones. 

En este post, desgranamos de forma sencilla y detallada todo lo que debes saber sobre el artículo 19 de la LPH, garantizando que estés al tanto de tus derechos y responsabilidades como propietario en una comunidad.

¿Qué debemos tener en cuenta en el artículo 19 de la LPH?

La esencia de una comunidad de propietarios reside en la toma de decisiones conjunta, pero igual de vital es que todos los integrantes estén informados y cumplan con lo acordado. Es aquí donde el artículo 19 de la LPH toma protagonismo, y a continuación, lo desglosamos punto por punto.

El artículo aborda los temas relacionados con la obligación de que cada propietario tenga acceso a la información sobre los acuerdos adoptados por la comunidad y cómo se ejecutan esos acuerdos.

1. Libro de actas: 

Imagina que la comunidad ha celebrado varias reuniones en el último año. Cada una de esas reuniones ha llevado a decisiones sobre mantenimientos, pagos, o incluso cambios estéticos en las áreas comunes. El libro de actas actúa como un registro histórico, donde todas esas decisiones quedan plasmadas por escrito

Así, si eres un propietario nuevo o simplemente quieres recordar qué se acordó en marzo, solo tienes que consultar este libro.

El Libro de Actas es uno de los documentos más importantes y esenciales dentro de una comunidad de propietarios. Actúa como una especie de “diario” o “registro” donde se documentan, de forma detallada, todos los acontecimientos y acuerdos tomados en las reuniones de la comunidad. Pero, ¿por qué es tan crucial?

  1. Memoria histórica: En muchas ocasiones, las decisiones tomadas en las juntas de propietarios tienen efectos a largo plazo. Imagina que hace cinco años se decidió cambiar la empresa de mantenimiento o instalar cámaras de seguridad. El libro de actas permite a cualquier propietario consultar esas decisiones pasadas y entender el porqué de las mismas.
  2. Transparencia: Al tener un registro escrito de cada acuerdo y decisión, se garantiza que todos los propietarios tengan acceso a la misma información. Esto evita malentendidos y posibles conflictos derivados de la falta de comunicación o información.
  3. Continuidad: Las comunidades de propietarios suelen tener cambios en sus integrantes, ya sea porque alguien vende su propiedad o porque cambian los cargos de presidente o secretario. El libro de actas asegura que, independientemente de estos cambios, existe una continuidad en la información y en el seguimiento de acuerdos.
  4. Validez legal: En caso de disputas o desacuerdos, el libro de actas puede presentarse como un documento legal que testifica qué se decidió en una junta específica. Si, por ejemplo, un propietario impugna un acuerdo, el libro puede ser usado para comprobar qué se acordó exactamente y quiénes estuvieron presentes.
  5.  Organización: Además de los acuerdos, el libro puede contener otros detalles de la reunión, como la fecha, hora, lugar, personas presentes y puntos discutidos. Esto es extremadamente útil para llevar un seguimiento ordenado de las actividades de la comunidad.

El Libro de Actas no es simplemente un “cuaderno de notas”. Es una herramienta vital para asegurar la buena gestión, organización y transparencia dentro de una comunidad de propietarios. Cada acta es un reflejo de la voluntad y decisiones de la comunidad en un momento dado, por lo que su correcto mantenimiento y actualización es de suma importancia.

2- Las notificaciones de los acuerdos:

Las notificaciones de acuerdos son comunicaciones formales que se envían a los propietarios después de una junta, donde se detallan las decisiones tomadas en dicha reunión. Estas notificaciones generalmente incluyen una certificación del acta de la junta, y son firmadas por el presidente y el secretario de la comunidad para dar fe de su veracidad.

Pongamos que en la última junta se decidió pintar la fachada de verde. Aunque no puedas asistir a esa reunión, tienes el derecho de estar informado sobre esa decisión. Por eso, en un plazo máximo de diez días tras la junta, recibirás una certificación del acta con esa y otras decisiones tomadas, firmada por el presidente y el secretario.

¿Cuál es el objetivo de las notificaciones?

El objetivo de estas notificaciones es garantizar que todos los propietarios, incluso aquellos que no pudieron asistir a la junta, estén al tanto de los acuerdos tomados. Esto permite que cada propietario pueda actuar en consecuencia, ya sea cumpliendo con un nuevo reglamento, realizando un pago acordado o simplemente estando informado de los cambios o mejoras en la comunidad.

¿Cuándo se deben realizar las notificaciones?

Según la Ley de Propiedad Horizontal (LPH), estas notificaciones deben enviarse en un plazo máximo de diez días después de la junta. Este tiempo garantiza que la información llegue de manera oportuna a los propietarios.

Las comunicaciones se pueden realizar por medios electrónicos como por ejemplo correo electrónico.

Sí que es muy importante las notificaciones, puesto que la falta de notificación adecuada puede llevar a que los acuerdos tomados no sean efectivos o puedan ser impugnados por aquellos propietarios que no fueron debidamente informados.

Si un propietario no está de acuerdo con un acuerdo tomado y notificado, tiene un plazo y derecho para impugnar dicho acuerdo si considera que no cumple con la legalidad o le perjudica de manera desproporcionada. El artículo 18 contempla la impugnación de los acuerdos en junta de propietarios.

En definitiva, las Notificaciones de Acuerdos son un mecanismo esencial para mantener informados a todos los propietarios y garantizar la transparencia y efectividad de las decisiones tomadas en las juntas. Es una práctica que, además de ser un requisito legal, fortalece la cohesión y el buen funcionamiento de la comunidad.

3. Acceso a la información: 

¿Alguna vez has sentido curiosidad sobre las decisiones pasadas de la comunidad o cómo se gestionan ciertos aspectos administrativos? El artículo 19 garantiza que, como propietario, tienes el derecho de examinar no solo el libro de actas, sino también otros documentos relacionados con la administración y el gobierno de la propiedad. Esto asegura transparencia y permite a los propietarios estar al día y tomar decisiones informadas en futuras juntas.

4. Exigencia del cumplimiento: 

Supongamos que la comunidad acordó una cuota extra para renovar el ascensor, pero uno de los propietarios se niega a pagar. Gracias al artículo 19, cualquier propietario puede exigir judicialmente el cumplimiento de dicho acuerdo, garantizando que todos respeten las decisiones colectivas.

El mundo de las comunidades de vecinos o de propietarios puede ser bastante confuso, pero en Bourgeois Fincas somos expertos en la administración de fincas y por ello te ayudamos a simplificar y entender mejor la Ley de propiedad horizontal. Contacta con nosotros cuando lo necesites.

Comparar propiedades