Resultados de la búsqueda

¿Cuál es mejor?: el mercado libre o regulado de la luz

¿Cuál es mejor?: el mercado libre o regulado de la luz

Es una realidad que la partida destinada a consumo eléctrico de las economías familiares cada vez resulta más alta. Y por ello, muchas personas buscan alternativas para conseguir ahorrar en su factura de la luz.

Por otro lado, cada vez son más las empresas que, ante la creciente demanda de alternativas a los métodos clásicos de consumo eléctrico, ofrecen opciones más económicas, más responsables con el medioambiente o incluso con precios de la luz más estables en el paso del tiempo.

En Bourgeois Prime queremos ayudarte en cada momento de tu vida inmobiliaria, desde la compra de tu nuevo hogar hasta la contratación del suministro eléctrico. Por ello, en este artículo te explicaremos qué es mejor: el mercado libre o regulado, al que estamos más acostumbrados y muchos de nosotros ya cortocircuitados por sus precios.

¿Cuál es mejor?: el mercado libre o regulado de la luz

¿Cómo funciona el mercado regulado de la luz?

El mercado eléctrico regulado tiene un funcionamiento que, aunque a primera instancia parezca fácil, es de difícil trazabilidad ya que su precio se basa en el PVPC, o Precio Voluntario al Pequeño Consumidor.

El Precio Voluntario al Pequeño Consumidor es una tarifa fijada por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, que sólo es aplicable a los usuarios con una potencia contratada menor a 10Kw.

La tarifa de la luz del PVPC no es un precio fijo, ya que no sólo cambia cada día, sino también cada hora en función de la oferta y la demanda.

El precio del PVPC se basa en tres factores:

  • La producción de la electricidad, es decir lo que cuesta fabricar o producir la electricidad en sí.
  • Los peajes de acceso, que representan el coste de llevar la electricidad hasta tu vitrocerámica.
  • Impuestos, acompañándonos desde el principio hasta el fin de nuestros días.

Además, la PVPC tiene una tarifa con discriminación horaria. Se trata de tres periodos en cuanto a consumo: punta, llano y valle y dos periodos para la potencia, llamados punta y valle.

el mercado libre o regulado de la luz

Cómo funciona el mercado libre en la luz

El mercado libre energético se basa en que ciertas empresas llamadas comercializadoras, ofrecen suministro eléctrico generalmente fuera del precio de PVPC.

Además, estas comercializadoras de referencia pueden ofrecer, entre otros servicios, que tu consumo eléctrico sea de procedencia verde. Es decir, se comprometen a que la electricidad que venden se haya producido mediante sistemas de energía renovable.

El mercado libre posee opciones de tarifa plana o con discriminación horaria, con dos o tres periodos diarios.

Qué es mejor: el mercado libre o el mercado regulado.

Es importante aclarar que contratada una tarifa, puedes cambiarte por otra. Decidir cuál es el mejor formato depende de cuál sea la vara de medir. 

Si, por ejemplo, tu priorizas asegurarte de que la energía que consumes sea de origen verde, la mejor opción será que te decantes por una comercializadora del mercado libre energético.

Otro punto de vista puede ser el económico. Si bien es cierto que las tarifas del mercado libre pueden llegar a ser mejores, te recomendamos que leas detenidamente el contrato de servicio. Puesto que en muchas ocasiones las “horas supervalle” son muy económicas, pero durante las horas normales los precios de la energía son excesivamente costosos.

Para aclarar conceptos, las “horas supervalle”, son horas definidas por ti como horas en las que se te aplicará una reducción notable de la tarifa habitual. por lo tanto el mercado libre ofrece tarifas con discriminación horaria, lo cual puede o no adecuarse a tus hábitos de consumo.

Ahora que ya sabes qué es el mercado libre y el mercado regulado de la luz y sus tipos de tarifas, cuéntanos, ¿cuál es tu opción favorita?

 

 

Qué elegir, ¿mercado libre o regulado?

 

Comparar propiedades