Resultados de la búsqueda

Hipoteca o préstamo personal: ¿Qué me conviene más?

Hipoteca o préstamo personal: ¿Qué me conviene más?

 

Si estás considerando comprar una casa, seguramente te preguntes qué opción es mejor para ti, si solicitar un préstamo personal o una hipoteca. Debes saber que se trata de préstamos bancarios muy diferentes y sus tipos de interés y gastos de formalización difieren en varios aspectos.

En este artículo, te explicaremos los requisitos de cada uno y veremos sus ventajas y desventajas para que cuentes con más información para comprar tu vivienda.

¿Qué se necesita para pedir una hipoteca?

El préstamo hipotecario se solicita cuando no puedes pagar la totalidad del valor del inmueble. Para pedir una hipoteca una de las principales condiciones es conocer bien el importe que necesitas del banco, además del plazo en que puedes pagar el préstamo. 

Algunos de los requisitos para pedir un préstamo hipotecario son: las entidades bancarias suelen tener un mínimo, entre los 50.00 y los 80.000 euros para otorgar la hipoteca, además, el cliente deberá contar con una cantidad de dinero equivalente al 30% del valor de la vivienda.

Ventajas y desventajas de la hipoteca

Las ventajas de la hipoteca son:

  • La hipoteca posee un interés más bajo que los préstamos personales.
  • La cuota mensual es más baja, al comparar con un préstamo personal.
  • Si, además, eliges una hipoteca fija, sabes desde el inicio cuánto dinero le pagarás a la entidad bancaria por mes, evitando sorpresas y riesgos.

Por otro lado, las desventajas de una hipoteca son los gastos asociados que son más elevados que en un préstamo personal, y los trámites son más largos. Se trata de un préstamo complejo y establece por lo general una obligación con el banco de más de 10 años.

Para más información sobre las hipotecas, te recomendamos un artículo anterior dónde explicamos los pasos para comprar un piso con hipoteca y sin ahorros.

Pedir un préstamo personal: requisitos

Los requisitos para solicitar un préstamo personal son principalmente que se trata de un préstamo de menor importe, hasta 50.000 o 75.000 en algunos bancos, y con plazos de pago mucho más cortos que la hipoteca, por lo tanto se debe demostrar que se podrá pagar entre los 8 y 10 años. 

Pros y contras de los préstamos personales

¿Cuándo merece la pena solicitar un préstamo personal para comprar una vivienda?

Se suele elegir un préstamo personal para la compra de una vivienda cuando el valor del piso o casa no es tan elevado y se cuenta con ingresos lo suficientemente altos como para afrontar pagos de cuotas más elevadas, al comparar con una cuota de una hipoteca con la ventaja de que se trata de un préstamo de máximo 8 o 10 años de duración.

Entre los pros de los préstamos personales es para destacar que los gastos de formalización son mucho menores y los trámites menos complejos que los que requiere una hipoteca.

Entre los contra de estos préstamos, al comparar con la hipoteca, destacamos que los intereses son más altos y, como ya aclaramos, se trata de cuotas mensuales más elevadas. En caso de impago, la entidad bancaria puede realizar el embargo de tus bienes, presentes y futuros.

Conclusión

¿Qué te conviene más? ¿Una hipoteca o un préstamo personal para adquirir una vivienda? 

La conclusión dependerá de tu situación, del valor de la vivienda que deseas comprar y de tus ingresos, ahorros y capacidad de pago de las cuotas mensuales.

Ante cualquier duda, puedes escribirnos y te asesoraremos para comprar el piso que deseas.

Comparar propiedades