Resultados de la búsqueda

Qué hacer con los morosos en la comunidad de vecinos

Qué hacer con los morosos en la comunidad de vecinos

 

El impago de la cuota en la comunidad de vecinos es un problema recurrente que se aviva aún más con las crisis económicas, como la del 2008 o la actual crisis con la llegada de la pandemia y sus consecuencias económicas, haciendo incrementar los morosos en la comunidad de vecinos

Pero, ¿hay motivos por los que se puede dejar de pagar la comunidad? Te lo contamos todo en este artículo.

¿Tus vecinos no pagan la comunidad? Sigue estos pasos

Todos los vecinos están obligados a participar en los gastos comunes de mantenimiento de los servicios de dicha comunidad. 

Aun así, hay muchas personas que se han visto afectadas por la pandemia a nivel económico, y no pueden afrontar el gasto de la comunidad de vecinos. En estos casos, lo mejor que puede hacer la persona propietaria con dificultades es informar a la junta de vecinos de sus circunstancias para llegar a un acuerdo amistoso con una reducción temporal de las cuotas o un aplazamiento hasta que sus ingresos aumenten, por ejemplo. 

Pero en caso de no llegar a un acuerdo, lo más sencillo es reclamar la deuda a través de la Petición inicial de Procedimiento Monitorio, según recoge la Ley de Propiedad Horizontal en su artículo 21, antes de pasar por procedimiento judicial.

Convoca una Junta General de Vecinos

Primero de todo hay que convocar una Junta General de Vecinos en la que forme parte del orden del día la liquidación de deudas de cada propietario y ser aprobadas en la asamblea.

Comunica el requerimiento de pago al propietario moroso

Se debe notificar al vecino moroso a través de burofax el requerimiento de pago en un plazo de 20 días. En Bourgeois Fincas te asesoramos y te guiamos en todo el proceso y ponemos a tu disposición todos los servicios necesarios para las reclamaciones de morosidad.

Reclamar ante el juzgado

Si pasado el plazo y la deuda sigue sin saldarse, el presidente de la comunidad autorizado por la Junta de vecinos, podrá reclamar y solicitar ante el juzgado la petición para que devuelva el importe de la deuda, demostrando el impago del vecino moroso mediante facturas y documentos que acrediten dicha deuda. Si en un plazo de 20 días el propietario moroso paga la deuda, se paraliza el proceso y se archivan las actuaciones.

En caso contrario, el juez dictará auto de ejecución contra los bienes del moroso por el importe reclamado más los intereses, pudiéndose embargar bienes, inmuebles, salarios, saldos positivos en cuentas bancarias, prestaciones económicas, rentas de productos financieros…

¿Qué ocurre si tus vecinos no pagan la comunidad?

Aunque haya vecinos morosos en la comunidad de vecinos los gastos totales a pagar no varían, por lo tanto, el resto de vecinos deberá pagar la parte proporcional de la deuda para hacer frente a todos los gastos de mantenimiento de la comunidad de vecinos, perjudicando muchas veces a los servicios y mantenimiento de la finca. 

Consecuencias para los vecinos morosos

Las consecuencias directas de las personas morosas en la comunidad de vecinos por no pagar los gastos de comunidad son reducidos, ya que de lo único que se le puede privar es de votar en la junta general de vecinos. En algunas comunidades se han admitido cláusulas para impedir acceso a las zonas comunes, pero por regla general, no se puede privar a nadie de un servicio básico relacionado con la habitabilidad, seguridad o accesibilidad de la comunidad donde vive. 

La otra consecuencia directa, como ya se ha comentado, es la de estar implicado en un procedimiento judicial en el que se le reclamen los pagos de la comunidad de propietarios. 

¿Pero se pueden negar?

Hacer frente a los gastos de la comunidad de vecinos es una obligación para todas las personas que habiten en aquella comunidad, por eso, el hecho de negarse involucra una serie de consecuencias legales para pagar la deuda, indiferentemente de las circunstancias en las que se encuentre la persona deudora. 

Motivos por los que se puede dejar de pagar la comunidad

Utilices o no una zona u otra de la comunidad, estás obligado a pagar la cuota de la comunidad de vecinos entera, incluso en caso de que no vivas allí, sigues teniendo la obligación de contribuir en los gastos y derramas de la comunidad. 

Pero hay dos circunstancias en las que los vecinos pueden no pagar íntegramente toda la cuota:

  1. Los gastos de comunidad que deben pagar los locales comerciales difieren un poco de la cuota de vecinos, ya que si tienen un acceso independiente desde la calle, se pueden eximir los cargos del mantenimiento y reparación de ciertas zonas comunes como la escalera o el portal. Pero para que esto sea efectivo, tiene que verse reflejado en los estatutos sociales o por un acuerdo de unanimidad de la Junta de vecinos. 
  2. Según el artículo 17.4 de la Ley de Propiedad Horizontal, en caso de que la Junta de vecinos apruebe hacer una mejora dentro del inmueble que se demuestre que no es estrictamente necesaria, los propietarios que no estén de acuerdo con esta mejora pueden negarse a pagar los gastos de derrama de comunidad, incluso aun cuando en un futuro ellos se puedan beneficiar de esta mejora. 

En Bourgeois Fincas somos expertos en la administración de fincas y en su gestión para tratar temas tan habituales como las reclamaciones de morosidad. Consulta todos nuestros servicios y escríbenos para recibir un mejor asesoramiento. 

Conclusión

En definitiva, el pago de la cuota de la comunidad de vecinos es una obligación para toda la comunidad por el mero hecho de ser propietario de una vivienda en dicha comunidad. En caso de no cumplir con los pagos, la Junta de Vecinos puede reclamar toda la deuda mediante un proceso amistoso o mediante procedimiento judicial.

Ante cualquier duda, puedes escribirnos y te asesoraremos en lo que necesites. 

Comparar propiedades